Retour

Brexit - derecho de sufragio activo y pasivo

¿Qué efectos tendrá el BREXIT sobre el derecho de sufragio activo y pasivo de los ciudadanos de nacionalidad británica residentes en España?

Uno de los efectos que surtirá el BREXIT será el que los ciudadanos de nacionalidad británica en España perderán los derechos de que, como ciudadanos de la Unión Europea, disfrutan en materia electoral. Esto implica, de manera inmediata, el derecho de sufragio activo y pasivo en las elecciones al Parlamento Europeo y en las elecciones municipales del Estado miembro en el que residan, en las mismas condiciones que los nacionales de dicho Estado (artículo 20 del Tratado de la Unión Europea).

Sin embargo, con objeto de seguir manteniendo un importante grado de participación y cohesión entre las sociedades británica y española atendiendo a la importante presencia de estas comunidades en ambos Estados, España y Reino Unido han adoptado un acuerdo sobre la participación en determinadas elecciones de nacionales de cada país residentes en el territorio del otro (Acuerdo entre el Reino de España y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte sobre la participación en determinadas elecciones de nacionales de cada país residentes en el territorio del otro, https://www.boe.es/boe/dias/2019/02/16/pdfs/BOE-A-2019-2143.pdf). 

Este Acuerdo, hecho en Madrid el 21 de enero de 2019, pretende facilitar el ejercicio del derecho activo y pasivo de los ciudadanos españoles en Reino Unido y de los ciudadanos británicos en España, y es posible gracias a que la Constitución Española reconoce, en su artículo 13.2, el derecho de sufragio activo y pasivo en las elecciones municipales a los ciudadanos extranjeros siempre que, atendiendo a criterios de reciprocidad, se haya celebrado un tratado internacional.

De esta manera, España y Reino Unido reconocen el derecho de sufragio activo y pasivo a sus nacionales residentes en el territorio del otro en determinadas elecciones. Esta participación queda reducida a las elecciones de carácter municipal, ya que la Constitución Española no permite la participación de nacionales de otros países en los demás procesos electorales que se celebran en nuestro país. Por otro lado, los nacionales británicos pierden el derecho de participación en las elecciones al Parlamento Europeo al perder la condición de ciudadanos de la Unión Europea pues, según el artículo 20 del Tratado de la Unión Europea, será ciudadano de la Unión toda persona que ostente la nacionalidad de un Estado miembro.